DecoraciónDiseños de LokolokoDIY - Paso a Paso

¡Deshazte de las burbujas de una vez por todas!

Por 22/05/2017 Sin comentarios
consejos-trucos-como-quitar-burbujas-vinilos-decorativos-lokoloko

Consejos y trucos para hacer desaparecer las burbujas que salen al pegar vinilo decorativo

Sabemos que muchos de vosotros vivís atemorizados por estas pompitas que a veces aparecen cuando instalamos un vinilo. A la hora de decidiros en utilizar el vinilo, os echa mucho para atrás la posibilidad de que las burbujas se queden ahí para siempre y la apariencia del vinilo sufra por culpa de ellas.

Así que échale un ojo a estos TIPS para quitar burbujas de los vinilos decorativos

 

1.- En primer lugar la superficie tiene que estar limpia

Es muy importante que la superficie donde coloquemos el vinilo quede sin polvo, sin grasa…etc. Evita utilizar productos abrasivos, pueden favorecer la formación de burbujas al liberar gases durante su secado.

 

 

2.- Procura que el vinilo no tenga arrugas

Haz lo posible para que no te aparezcan dobleces o deformaciones ya que se transmitirán a la superficie a forrar una vez hayamos quitado el papel siliconado. En el caso de que salga alguna, nos ayudaremos con un cúter para volverlo a su forma.

 

3.- Pinchar las burbujas

A veces es inevitable que queden pequeñas burbujas de aire entre la superficie y el vinilo, pues bien, una de las soluciones podría ser pinchar con la punta de un cúter o alfiler sobre la burbuja. En el caso de pegar el vinilo con agua, también se puede hacer esta misma operación y a la vez presionando con el dedo para sacar el agua. Seguramente nos quedarán algunas pequeñas burbujas después de colocar el vinilo en húmedo, hay que esperar a que pasen una horas ya que la mayoría se reabsorben una vez se ha secado el interior del vinilo.

 

4.-  Aplicar aire caliente

Si después de unas horas todavía queda alguna burbuja, hacemos lo siguiente, con un secador (mejor al mínimo de temperatura) aplicamos un poco de aire caliente, mientras la pinchamos con la punta del cúter o alfiler, así vamos repitiendo la operación hasta que desaparezca.